A BUENA OBRA NO HAY MOMENTO MALO

Por Alfonso de los Ríos Abalos

 

Queremos haceros partícipes de una  iniciativa  llevada a cabo recientemente  y cuyo logro nos ha llenado de satisfacción. Se trata de la creación, desde Pastoral Penitenciaria, de la “Asociación Entainar.”

Su  fin es impulsar proyectos  encaminados a la acogida y acompañamiento  de personas encarceladas  durante sus permisos penitenciarios, así como el apoyo en su proceso de reinserción.

 

Cuadro de texto:  El nacimiento de Entainar, tuvo una gestación laboriosa, pero cargada de ilusión. No se escatimaron esfuerzos para poder articular la organización que nos permitiese aliviar, cuanto antes, la urgente necesidad de asistencia que padece este colectivo a la hora de tomar de nuevo contacto con la calle tras su estancia en prisión. En su medio año de vida, la asociación ha conseguido sacar adelante su más ansiado proyecto: la consecución de un piso que permita a los internos disfrutar, durante los permisos penitenciarios,  de un ambiente familiar, de convivencia, con el calor y la acogida que les ofrece todo el grupo de voluntarios implicados en el acompañamiento. “La Casina”, así se llama este espacio que, para los internos que  han podido pasar por ella, ya late con corazón propio.

 

Desde Entainar somos sensibles a las desbordantes necesidades de las personas presas dentro y fuera de prisión, en especial, aquellas que carecen de apoyos familiares y de recursos propios que es a quienes se dirige nuestro esfuerzo fundamentalmente.

Sabemos también de la importancia que tiene para quien acaba de salir de prisión, poder contar con puntos de apoyo, lugares de referencia  y personas de confianza, que les acompañen y orienten en su reencuentro con la sociedad.

 

Pensando siempre en la reinserción, tenemos la esperanza en que “La Casina haya sido el primer cabo de todos los que podamos seguir  enlazando en el tiempo. Por eso el proyecto de Entainar  lo hemos denominado “Trenzando Esperanzas.”

 

Cuadro de texto:  Absolutamente nada de este logro que os presentamos   hubiese sido posible sin la fe y la persistencia de quienes desde Pastoral Penitenciaria creyeron en el y lucharon por sacarlo adelante ni sin la rápida y generosa respuesta de todos y cada uno de los socios,  colaboradores y entidades que, teniendo conocimiento de nuestra existencia, se apresuraron a ofrecernos su apoyo y aliento en nuestra tarea.

 

Con esta actitud, no solo nos animan y estimulan a seguir con más ahínco en la tarea emprendida, sino que se acercan con sensibilidad hacia un colectivo, como es el de la población reclusa, muy necesitada de la mirada  conciliadora y acogedora de la sociedad a la que, tras pagar su pena,  se reincorporan.

 

Siempre es buen momento para hacer una buena obra así que el que quiera sumarse a los socios del Centro Riojano, que ya son también de Entainar, tendrán cumplida información en la dirección: adelosriosa@yahoo.es ó en el teléfono 650331806