Norberto, a la izquierda, en LA CASINA

LA VISITA DE NORBERTO NIKOLAI  A ENTAINAR

Norberto es un cura diocesano alemán que ejerce su ministerio en Perú, en una de las capellanías de prisiones que hay en Lima. Así se le describe: Ejerce el ministerio en el campo de la pastoral penitenciaria. En la cárcel de hombres en la ciudad de Lima, en el distrito de Lurigancho. Aquí comenzó apoyando a la hermana Eva, que dirige el ministerio de la prisión en una cárcel de hombres donde están algunos de los personajes más famosos de América Latina. La prisión fue construida hace 40 años para 1.800 reclusos, pero ahora es el hogar de cerca de 11.000 hombres que viven en 21 pabellones. “Estas son personas que están en este país en el último eslabón de la cadena de la pobreza y la violencia. Hay ladrones, asesinos, violadores, secuestradores…” Cuando comenzó no tuvo miedo a la nueva tarea. El trabajar en equipo fue muy importante para darle seguridad.

Norberto está en España, de paso para Alemania para visitar a su familia. El 6 de octubre, 2014, llegaba a Oviedo, comenzando aquí una estancia de tres días en Asturias, cuyo momento central sería una charla en Sol de Paz. Pachakuti, en Gijón.

Fuimos a recibirle a la estación y pasamos directamente a visitar LA CASINA. Allí comenzamos a hablar del proyecto ENTAINAR, del que se interesó haciéndonos preguntas para profundizar en su conocimiento. Este fue el tema sobre el que giraron nuestras conversaciones, tanto durante la comida, como después. También él nos habló de su trabajo pastoral en la capellanía que regentaba en la prisión del Perú. A las 6,30 estábamos en Gijón para que pudiese asistir a una reunión de pastoral penitenciaria.

A la mañana siguiente volvimos a reencontrarnos con Norberto en Villabona. Pensábamos que podría llegar el permiso, solicitado el miércoles 1 de la semana pasada, para visitar el centro penitenciario. No había llegado y cuando nos despedíamos tampoco. Madrid, que es quien lo ha de dar, queda algo lejos. Ni el personaje, ni el contexto podría parecer peligroso: se trata de un capellán de este centro que solicita el pase para unas dos o tres horas, de un capellán que ejerce en una prisión de Lima, con el que se encuentra en Gijón. Pero… Se pretendía que conociese un poco esta prisión, en concreto el trabajo de nuestra pastoral penitenciaria y, además, las UTE, experiencia ejemplar y referencia en todo el mundo de cómo abordar la tarea de la reinserción ya durante el tiempo de cumplimiento de las penas a través de las unidades terapéuticas educativas. En sustitución de lo que hubiera sido mejor, salió fuera Faustino y tuvimos con él un encuentro en el que explicó la concepción de las UTE, cómo funcionaban y el éxito que estaba obteniendo.

Quien esté interesado en conocer el trabajo pastoral de Norberto en Lima puede entrar en vista Antena Misionera.

www.issuu.com/antena_misionera/docs/febrero13/1