titulo

ASTURIAS.

PRESENCIA DEL PAPA FRANCISCO EN LAS CÁRCELES

Al margen de ideologías y creencias, para nosotros el Papa Francisco es un líder mundial, quizás el más importante de todos, que capta nuestro interés por la especial atención que está dando al ámbito carcelario.

Las cárceles no son la solución a los problemas de convivencia que tiene la sociedad. Es la reinserción, pero una reinserción que no hay que pensarla para ser hecha desde las cárceles, sino que la hay que procurar hacer antes de entrar en ellas, cuando se vive en el barrio. Lo que hay que cuidar es que nadie en nuestra sociedad sea descartado, marginado, apartado. Esto puede ocurrir cuando un joven nunca acaba por encontrar trabajo, cuando un adulto lo pierde y termina para siempre su vida laboral, cuando un niño no asiste a la escuela, cuando alguien no tiene techo, o qué comer, cuando un enfermo no es atendido… etc. Quien vive en estas circunstancias más fácilmente rompe una primera vez las normas sociales de convivencia. Quizás luego se sucedan las transgresiones.


SÍNTESIS DEL DISCURSO DEL PAPA A LOS PRESOS DE CIUDAD JUARES

Ante los problemas de convivencia, de violencia, ¿qué hace la sociedad? Ya tenemos varias décadas perdidas pensando y creyendo que todo se resuelve aislando, apartando, encarcelando, sacándonos los problemas de encima, creyendo que estas medidas solucionan verdaderamente los problemas.

Lo que se debe hacer es preocuparnos de la vida de las personas; sus vidas, las de sus familias, las de aquellos que también han sufrido a causa de este círculo de violencia.

Las cárceles son consecuencia de una cultura del descarte, de una sociedad que poco a poco ha ido abandonando a sus hijos, de una cultura que ha dejado de apostar por la vida.

La reinserción ha de comenzarse a hacer antes, afuera, cuidando la salud social en el barrio, las escuelas, las plazas, las calles, los hogares, generando una cultura que actúe y busque prevenir aquellas situaciones, aquellos caminos que terminan lastimando y deteriorando el tejido social.

Viendo como son en realidad las cárceles parece que han sido concebidas para incapacitar a las personas a seguir cometiendo delitos. Debiera ser un tiempo para promover los procesos de inserción atendiendo los problemas sociales, psicológicos y familiares que llevaron a una persona a la cárcel.

También parece que las cárceles son concebidas como la solución a la inseguridad. Para solucionar este problema se deben afrontar las causas estructurales y culturales de la inseguridad, que afectan a todo el entramado social. La convivencia se mejora atendiendo a los hambrientos, a los sedientos, a los sin techo o a los presos. La inclusión social de todos los excluidos es la mejor solución a la inseguridad social. Es un engaño social creer que la seguridad y el orden solamente se logran encarcelando.

La reinserción social comienza insertando a todos nuestros hijos en las escuelas, y a sus familias en trabajos dignos, generando espacios públicos de esparcimiento y recreación, habilitando instancias de participación ciudadana, servicios sanitarios, acceso a los servicios básicos, por nombrar solamente algunas medidas. Ahí empieza todo proceso de reinserción.

Los encarcelados deben aprender a no quedar presos del pasado, del ayer, a abrir la puerta al futuro, al mañana; a creer que las cosas pueden ser diferentes; a levantar la cabeza y a trabajar para ganar ese espacio de libertad anhelado.

Lo que hay que hacer es revertir las situaciones que generan más exclusión, frenar el círculo de la violencia y la exclusión, trabajar para que esta sociedad que usa y tira a la gente no siga cobrándose víctimas.

Los que acompañan a los presos deben darse cuenta de que ellos no están libres de pecado, han tenido sus propios errores. ¿Por qué ellos sí allí y yo no? Quizás simplemente porque no hemos vivido sus mismas circunstancias. Su presencia de acompañamiento debe ser signo de la misericordia de Dios.

Leer todo...

El Papa denuncia desde una cárcel de Nápoles
las condiciones indignas de los presos.

En el centro penitenciario ”Giuseppe Salvia’‘ en Poggioreale, Bergoglio almuerza en la capilla con reos, entre ellos transexuales y enfermos de sida.

MÒNICA BERNABÉ | EFE. Nápoles. 21/03/2015.
El Papa Francisco ha denunciado "las condiciones indignas" en la que los presos se encuentran en las cárceles, durante una visita al centro penitenciario de Poggioreale, en la ciudad italiana de Nápoles. "Queridos hermanos, conozco vuestra dolorosa situación: me llegan tantas cartas de presos de todo el mundo", ha declarado el pontífice, sin mencionar directamente las prisiones italianas, pero dejando claro que conoce la situación de los reclusos en Italia. Diversas asociaciones de derechos humanos denuncian desde hace meses la saturación de los centros penitenciarios en el país, donde los internos se amontonan en celdas de pocos metros cuadrados. "Los reclusos demasiado a menudo son tenidos en condiciones indignas para la persona humana, y después no consiguen reinsertarse en la sociedad", ha insistido Jorge Bergoglio, que ha almorzado con un grupo de presos en la capilla de la cárcel y ha escuchado sus peticiones. Entre los internos con los que ha compartido mesa, había algún transexual y enfermos de sida. "A nosotros, los presos, nos ha olvidado todo el mundo: el gobierno y las instituciones, excepto de Dios, Jesucristo y la Iglesia", ha lamentado uno de ellos, Claudio Fabian Astorga, dirigiéndose al Papa.

Leer todo...

BOLIVIA: EL PAPA FRANCISCO VISITA EL CENTRO DE REHABILITACIÓN SANTA CRUZ - PALMASOLA

… “Reclusión no es lo mismo que exclusión –que quede claro–, porque la reclusión forma parte de un proceso de reinserción en la sociedad. Son muchos los elementos que juegan en su contra en este lugar –lo sé bien, y vos mencionaste algunos con mucha claridad [Dirigiéndose de nuevo a la persona que ha dado su testimonio al principio]–: el hacinamiento, la lentitud de la justicia, la falta de terapias ocupacionales y de políticas de rehabilitación, la violencia, la carencia de facilidades de estudios universitarios, lo cual hace necesaria una rápida y eficaz alianza interinstitucional para encontrar respuestas”… … “Por último, una palabra de aliento a todos los que trabajan en este Centro: a sus dirigentes, a los agentes de la Policía penitenciaria, a todo el personal. Ustedes cumplen un servicio público y fundamental. Tienen una importante tarea en este proceso de reinserción. Tarea de levantar y no rebajar; de dignificar y no humillar; de animar y no afligir. Este proceso pide dejar una lógica de buenos y malos para pasar a una lógica centrada en ayudar a la persona. Y esta lógica de ayudar a la persona los va a salvar a ustedes de todo tipo de corrupción y mejorará las condiciones para todos. Ya que un proceso así vivido nos dignifica, nos anima y nos levanta a todos”…

Leer todo el discurso...

DISCURSO DEL PAPA FRANCISCO
A LA ASOCIACIÓN INTERNACIONAL
DE DERECHO PENAL

Estando así las cosas, el sistema penal va más allá de su función propiamente sancionatoria y se sitúa en el terreno de las libertades y de los derechos de las personas, sobre todo de las más vulnerables, en nombre de una finalidad preventiva cuya eficacia, hasta ahora, no se pudo verificar, ni siquiera para las penas más graves, como la pena de muerte.

Existe el riesgo de no conservar ni siquiera la proporcionalidad de las penas, que históricamente refleja la escala de valores amparados por el Estado.

Se ha debilitado la concepción del derecho penal como ultima ratio, como último recurso a la sanción, limitado a los hechos más graves contra los intereses individuales y colectivos más dignos de protección.

Se ha debilitado también el debate sobre la sustitución de la cárcel con otras sanciones penales alternativas.

En este contexto, la misión de los juristas no puede ser otra más que la de limitar y contener tales tendencias. Es una tarea difícil, en tiempos en los que muchos jueces y agentes del sistema penal deben desempeñar su cargo bajo la presión de los medios masivos de comunicación, de algunos políticos sin escrúpulos y de los impulsos de venganza que crece en la sociedad. Quienes tienen una responsabilidad tan grande están llamados a cumplir su deber, desde el momento que el no hacerlo pone en peligro vidas humanas, que necesitan ser cuidadas con mayor empeño del que a veces se pone en el cumplimiento de las propias funciones.

Leerlo todo...

EL PAPA FRANCISCO CRITICA EL SISTEMA PENITENCIARIO QUE "NO GENERA NUEVAS OPORTUNIDADES"

Francisco se reunió ayer con unos 9 presuntos asesinos, alrededor de 15 personas acusadas de violación y otros 5 individuos a los que los fiscales consideran ladrones. En total, el Papa se reunió con unas 80 personas más, todas ellas acusadas -o condenadas- a cárcel. Fue en la prisión de Curran-Fromhold, en las afueras de Philadelphia, desde donde regresará esta noche (hora de EEUU) a Roma, tras su viaje de 9 días por Cuba y Estados Unidos.

Seguir leyendo...

EL PAPA VISITA LA CÁRCEL ROMANA DE REBIBBIA

(RV).- La tarde de este Jueves Santo el Papa dejó el Vaticano para dirigirse a la cárcel romana de Rebibbia donde se encontró con los allí detenidos. En la adyacente iglesia “Padre Nuestro”, el Obispo de Roma celebró la Misa “in Coena Domini” durante la cual lavó los pies a algunos encarcelados y encarceladas del cercano centro penitenciario femenino.

Leerlo...

El Papa Francisco desvela sus llamadas a los presos argentinos y a capellanes de cárceles: «¿Por qué él ha caído y yo no? Es un misterio que me acerca a ellos»

«Ninguna celda está tan aislada como para excluir al Señor, ninguna: Él está allí, llora con ellos, trabaja con ellos, espera con ellos. Su amor paterno y materno llega a todas partes. Rezo para que cada uno abra el corazón a este amor del Señor»

Leerlo...

EN LA VISITA PASTORAL A CASSANO ALL'IONIO, EL PAPA FRANCISCO SE ENCUENTRA CON LOS RECLUSOS, PERSONAL DEL CENTRO PENITENCIARIO Y SUS FAMILIAS

En su discurso el PAPA FANCISCO destaca la necesidad de un compromiso concreto de las instituciones con vistas a una efectiva reinserción en la sociedad

Plaza de la cárcel de Castrovillari. Sábado 21 de junio de 2014

Queridos hermanas y hermanos: El primer gesto de mi visita pastoral es el encuentro con vosotros, en este Centro penitenciario de Castrovillari. De este modo quisiera expresar la cercanía del Papa y de la Iglesia a cada hombre y a cada mujer que está en la cárcel, en cualquier parte del mundo. Jesús dijo: «Estuve en la cárcel y vinisteis a verme» (cf. Mt 25, 36).

Leerlo todo...